Search form

Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda recae en Josefina García

Gerencia de Comunicaciones, BancoEstado

, Mar 14, 2007. 03:00

La poetisa cubana, Josefina (Fina) García Marruz, de 84 años, fue elegida por unanimidad como la ganadora de la cuarta versión del Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, distinción que desde su creación cuenta con el auspicio de BancoEstado

Tras varias horas de sesión, la ministra del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Paulina Urrutia, se contactó telefónicamente con la autora para anunciarle este importante reconocimiento. En la deliberación del premio participaron además el presidente de la Fundación Pablo Neruda, Juan Agustín Figueroa y el presidente de BancoEstado, José Luis Mardones,

premio_iberoamericanointerior

Durante la ceremonia, que se realizó en el Salón de Consejo de BancoEstado, la ministra Urrutia destacó que “el Premio, que por primera vez recae en una mujer, será entregado oficialmente en julio próximo por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, fecha en que se conmemora el natalicio del poeta chileno”.

En tanto, Mardones señaló que para BancoEstado “como empresa socialmente responsable, ha sido muy importante apoyar este reconocimiento a las letras de Iberoamérica. Con ello, estamos contribuyendo a través de acciones concretas al rescate y difusión de nuestra identidad cultural, como país y región”.

El Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, de 30.000 dólares, una medalla y un diploma, fue creado en 2004 por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, con el auspicio de Banco Estado y el patrocinio de la Fundación Pablo Neruda, como uno de los tributos al poeta en el centenario de su natalicio.

             premioiberoamericanointerior

Fina García

La ganadora, poeta y ensayista, nació en La Habana el 28 de abril de 1923 y se graduó en Ciencias Sociales en la Universidad de La Habana en 1961. Desde 1962 se desempeñó como investigadora literaria en la Biblioteca Nacional José Martí y desde su fundación en 1977 hasta 1987, perteneció al Centro de Estudios Martianos, donde alcanzó la categoría de Investigador Literario, integrando el equipo realizador de la edición crítica de las Obras Completas de José Martí.

Premio Nacional de Literatura, en 1990, esta mujer modesta y tímida, ajena a los elogios, que prefiere el espacio privado de su hogar y de su escritura, es una de las mejores cultivadoras de la poesía y ensayo.