Search form

El ahorro en tiempos de crisis

www.wsbi2009cl.cl

, Feb 05, 2009. 02:00

En el sitio web del Congreso Mundial del IMCA, que se realizará próximamente en Santiago y que tiene a BancoEstado como anfitrión, se publicó una nota muy útil sobre el ahorro en tiempo de crisis, con opiniones de expertos en la materia.

La solidez de las entidades bancarias y la confianza establecida entre los ahorristas y la institución son determinantes para que las personas opten por mantener su dinero depositado en instrumentos de ahorro.

En período de crisis financiera como el que atraviesa actualmente el mundo, se ven alterados todos los referentes económicos. A los elementos objetivos que causan la crisis, se suman consideraciones subjetivas como el temor, la incertidumbre o las bajas expectativas respecto al panorama económico en el futuro próximo; particularmente cuando distintas instituciones financieras se han visto afectadas. 

En ese contexto, sin duda que las personas que tienen dinero ahorrado enfrentan en mejores condiciones los vaivenes de la economía. El pago de la educación de los hijos, el sueño de la vivienda propia o el financiamiento de un negocio son proyectos que pueden concretarse también en tiempos de crisis. 

En períodos de recesión disminuye el consumo y baja la capacidad de ahorro, pero también tienden a disminuir los precios de bienes durables, lo que es un incentivo para invertir. “Puede ser una oportunidad para comprar barato, con tasas de interés más bajas. Cosas importantes como la vivienda, por ejemplo, son posibles de adquirir si se tiene dinero ahorrado para el pie”, dice el economista Ricardo Mayer, académico de la Facultad de Economía y Empresas de la Universidad Diego Portales. 

Una buena señal al mercado es la que dio BancoEstado, que decidió recortar en un punto anual la tasa de interés para los créditos hipotecarios y de consumo, lo que favorecerá la compra de viviendas y permitirá dinamizar la economía nacional. 

Para aquellos que no piensan en invertir en este momento, sus ahorros están a buen resguardo. “Un factor determinante para que las personas decidan mantener sus ahorros en el banco es la relación de confianza que exista entre el ahorrista y la institución. En la medida que se trata de entidades sólidas, que dan garantías, la mayoría, especialmente los pequeños ahorristas, optan por dejar sus dineros en el banco. Es como mantener un seguro”, explica la economista María de la Luz Trautmann, profesora del Área Economía Estado y Gestión de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. 


La seguridad la da un sistema bancario estable y sólido, “como el que tiene Chile, donde los bancos tienen encaje de depósitos más alto que otros países y las cuentas de ahorro están aseguradas. Por eso que, de no mediar una necesidad o una muy buena oportunidad de inversión, no vale la pena retirar los ahorros para destinarlos al consumo corriente”, señala Ricardo Mayer. 

Esa es precisamente la principal característica de las cajas de ahorro y bancos minoristas que forman parte de Instituto Mundial de Cajas de Ahorro (IMCA). Se trata de instituciones sólidas, comprometidas con la comunidad que, como señala el presidente de la organización, José Antonio Olavarrieta: “a pesar de las actuales turbulencias, tiene un modelo comercial que ofrece estabilidad y garantías de primera clase”.