Search form

El congreso IMCA es una gran oportunidad para ampliar la mirada en torno a los desafíos de la inclusión financiera

www.wsbi2009cl.cl

, Mar 11, 2009. 03:00

En entrevista en el marco del próximo Congreso Mundial del IMCA, Cecilia Vergara, gerente de Gestión Comercial Masiva de BancoEstado, se refiere a las oportunidades y desafíos de la inclusión financiera.

La ejecutiva del banco estatal chileno, comenta las favorables perspectivas de este encuentro que se realizará en Santiago los días 30 de abril y 1 de mayo, y que reunirá a representantes de Cajas de Ahorro y bancos minoristas de 92 países de Asia-Pacífico, América, África y Europa.

Como una gran oportunidad de intercambio y conocimiento de otras experiencias califica, la gerente de Gestión Comercial Masiva de BancoEstado, Cecilia Vergara Fisher, la realización en Santiago del XXII Congreso Internacional del Instituto Mundial de Cajas de Ahorro, que se efectuará el 30 de abril y 1 de mayo próximo. 

“La inclusión financiera en una sociedad globalizada: nuestro desafío” es el título del encuentro, organizado por el Instituto Mundial de Cajas de Ahorro, IMCA, junto a BancoEstado, que también actúa como anfitrión. 

Para la ejecutiva, este congreso “Trae un aire fresco, nuevas energías y nuevas formas de mirar y es una tremenda oportunidad para la gente de nuestra organización que ya está trabajando el tema de la inclusión financiera, para que pueda empaparse de nueva y novedosa información sobre el particular”. 

Desde hace un siglo el IMCA viene analizando las tendencias globales que afectan a las cajas de ahorro y bancos minoristas, pues su primer congreso tuvo lugar en Milán en el año 1924. La asamblea de Santiago no será la excepción, pues se centrará en la globalización y en la necesidad de inclusión de amplios sectores sociales en las operaciones y servicios bancarios. 

Cecilia Vergara, ingeniero civil con un post grado en Administración de Empresas y un MBA en Conductas del Consumidor, considera que la inclusión financiera o bancarización se traduce hoy en que los bancos tienen la responsabilidad de darle servicios financieros a todo el mundo, sin importar su nivel socioeconómico. Para ello, explica, se debe generar un mix de productos adecuados para las personas, pero, además, una gran cobertura, una red que permita usar esos servicios financieros. 

“Si yo genero una cuenta de ahorro a todos los chilenos, pero la única forma de ir a depositar es en avión a Santiago, no sirve. Si yo les ofrezco una forma de pago para que no anden con la plata en el bolsillo, tengo que proveerle lugares desde donde la saquen y si no tengo puntos de atención en localidades rurales o comunas distantes de los grandes polos comerciales -La Pintana, Maipú o Puente Alto-, o no les pongo una CajaVecina cerca, no estoy haciendo inclusión financiera”, señala tajante. 

Gestión comercial con impacto social 

Pero, ¿cómo se puede ampliar esa oferta financiera a los sectores de menos recursos y seguir siendo rentable, sobre todo cuando la competencia es muy dura? La respuesta de Cecilia Vergara es clara, se trata de aumentar los niveles de eficiencia como único y mejor instrumento para resolver esa disyuntiva: “Cuando le quiero dar un servicio financiero a una persona que gana 150 mil pesos mensuales no puede haber ninguna ineficiencia.” 

Sin embargo, para la profesional con especialización en el segmento personas, es necesario que BancoEstado, uno de los principales bancos del país, participe también en forma activa en el proceso de cambio cultural que, según ella, debe darse en la mentalidad de los usuarios para que esta inclusión tenga un verdadero impacto social. 

“Hemos apoyado una gestión orientada a enseñar a nuestros clientes a utilizar distintos instrumentos financieros para diferentes fines, de manera que adquieran mayor autonomía”, explica. 

Al respecto, aclara, “antes las personas usaban sus cuentas de ahorro para administrar su plata mensual. Entonces, se desvirtuaba el verdadero sentido del ahorro. Ahora pueden pagar sus cuentas y ver sus saldos cada día en internet. Y cuando ahorran el banco las premia”. Según la ejecutiva, estos cambios culturales tienen que ver con la capacidad de tomar decisiones, factor que se debe fomentar en las personas. Y eso se construye, también, con instrumentos creados en las mismas instituciones. Como ejemplo, la gerente comenta la valiosa opción que tienen los postulantes a un subsidio habitacional de elegir sus futuras casas. Esta inclusión de las personas al sistema financiero es también, para Vergara, una escuela donde se aprende a organizar, seleccionar y elegir los servicios y productos, por parte de los clientes. Un aprendizaje, que, en definitiva, facilita la resolución de problemas y que cada persona pueda construir su propio bienestar.

 

Productos de Ahorro e Inversión:
BancoEstado realiza un esfuerzo significativo para captar ahorro de los clientes y ofrecerles alternativas de inversión. Especial dinamismo tuvieron en 2008 las captaciones de depósitos a plazo, que por la seguridad tradicional de este banco, constituyen un refugio en tiempos de incertidumbre: en el segmento personas aumentaron un 44% real en saldos.

  • Fondos Mutuos:

Durante 2008, el número de partícipes en fondos mutuos del banco creció 66%, totalizando 82.100 (cuarto lugar en el mercado), mientras el patrimonio administrado aumentó en 27%.

  • Ahorro a Plazo:

Con un stock de 11 millones de libretas de ahorro a plazo, BancoEstado prosiguió como líder indiscutible del sistema financiero en este producto durante 2008. Su participación de mercado asciende al 85% en el total de cuentas de ahorro a plazo y al 82% en el stock de saldos.

 

 

  • CajaVecina:

CajaVecina es un modelo de atención, que permite a las personas realizar retiros de dinero, depósitos, transferencias entre cuentas BancoEstado, pagar sus cuentas de servicio y créditos de manera fácil, rápida y segura. Empleando para ello, las tarjetas de cajeros automáticos BancoEstado o su tarjeta de CuentaRUT. Por estas razones, podemos decir que “BancoEstado está desarrollando una nueva forma de hacer Banco para todos los chilenos”, llevando sus servicios en un horario de atención cómodo y en la cercanía de su barrio. Actualmente existen 2.000 puntos de CajaVecina en almacenes de microempresarios de todo el país.