Search form

Cajas de ahorro y bancos minoristas ofrecen servicios financieros específicos a sectores de mayor vulnerabilidad social

Gerencia de Comunicaciones, BancoEstado

, May 04, 2009. 03:00

Variadas y novedosas estrategias para una inclusión financiera más efectiva, en el marco de la globalización, expusieron representantes de cajas de ahorro y banca con vocación social en la segunda sesión del XXII Congreso Mundial de Cajas de Ahorro que se desarrolla en Santiago de Chile. Al evento asisten representantes de más de sesenta organizaciones del mundo de las microfinanzas.
Richard L. Meyer, académico y experto en microfinanzas, con experiencia en estrategias de desarrollo en Brasil y Tailandia, entre otros países, sugirió la implementación de programas para movilizar los grandes ahorros, que, de acuerdo a las cifras exhibidas, provienen de los sectores más adinerados, para sustentar créditos "aplicando la política de Robin Hood", dijo. 

En tanto, la estrategia exhibida por Enrique Goñi Beltrán de Garizuerieta, Director General de la Caja Navarra de España, fue la de la caja cívica. Ésta representa un esquema en que los clientes son prioritarios y su percepción del servicio incide en el pago de incentivos a los ejecutivos de la caja. 

Fernando Peña, Director General de Banrural de Guatemala y Prakash Bakshi, Director Ejecutivo del National Bank for Agriculture end Rural Development de la India, mostraron, desde realidades muy distintas, como la banca minoritaria se adecúa a las necesidades de sus potenciales usuarios y puede llevar la bancarización a las zonas más rezagadas, manteniendo rentabilidad y eficiencia. El banco de Guatemala, por ejemplo, ha incorporado nueve idiomas mayas a sus cajeros automáticos; mientras que la institución india ha basado su actividad en la presencia en localidades rurales etendidas sólo por personal del mismo lugar y cultura. 

La experiencia chilena fue expuesta por Soledad Ovando, Gerente General de BancoEstado Microempresas. La ejecutiva destacó el liderazgo de la entidad en las microfinanzas en el país, lo que implica más de 320 mil clientes vigentes que reciben asesorías especializadas, líneas de financiamiento para capital de trabajo y tasas preferenciales, entre otras garantías.