Search form

BancoEstado premia al innovador agrario del año

Comunicaciones BancoEstado

, Dec 10, 2010. 02:00

Junto a Revista del Campo y la Fundación para la Innovación Agraria, la entidad financiera entregó los premios Bicentenario a la Innovación Agraria 2010. El ganador fue Alberto Montanari, presidente de Invertec y ChileAlimentos, y las menciones honrosas recayeron en las empresas Bioinsumos Nativa y Sembrador Administradora de Capital de Riesgo.

Como un reconocimiento a su constante búsqueda de nuevos productos y formatos para la industria agroalimentaria, BancoEstado, la Fundación para la Innovación Agraria y Revista del Campo de El Mercurio entregaron el Premio Bicentenario a la Innovación Agraria al presidente del holding Invertec y de Chilealimentos, Alberto Montanari Mazzarelli. 

La distinción, que fue entregada por el ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, busca reconocer a aquellas personas que han impulsado una transformación importante en el sector silvoagropecuario y alimentario nacional, con impacto en el progreso económico, productivo y tecnológico del país.

Roberto Palumbo entrega la mencion honrosa

El vicepresidente de BancoEstado entregó una mención honrosa a José Miguel Fernández, fundador de la primera administradora de fondos especializada en el sector agrícola.

En la ocasión, se entregaron también menciones honrosas a José Miguel Fernández, creador de Sembrador Capital de Riesgo, primera administradora de fondos especializada en el sector agrícola, y a la empresa de biocontroladores, Bio Insumos Nativa. 

En su intervención, el ministro Galilea señaló que “la innovación es clave para alcanzar el desarrollo al que aspiramos. En la medida que la incorporemos a nuestros procesos productivos y económicos, se dinamiza la economía nacional; logramos aumentar la productividad e incrementamos los ingresos de los chilenos para contribuir a su bienestar”, destacó.

Ministro de Agricultura

El ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, valoró la innovación como dinamizador de la economía.

El jurado del Premio Bicentenario estuvo encabezado por el ministro de Agricultura, José Antonio Galilea; el subdirector de FIA, Fernando Bas; la editora de revistas de El Mercurio, Paula Escobar; el subgerente Segmento Pequeñas Empresas de BancoEstado, Jorge González; la editora de Revista del Campo, Patricia Vildósola; el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas y el decano de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Universidad Católica, Juan Ignacio Domínguez. 

Los innovadores del año 

Alberto Montanari: es ingeniero comercial y MBA en Dirección de Empresas de la Universidad Adolfo Ibáñez. En 1987 creó el holding Invertec, uno de los pioneros en la exportación de alimentos con valor agregado. El grupo, que reúne a 10 empresas agroalimentarias, exporta más de 400 productos como pescados, alimentos del mar, frutas y vegetales en todas sus formas. Sus ventas superan los 350 millones de dólares al año y, a través del holding, es socio de Innspiral, una empresa orientada a la innovación, emprendimiento y creación de nuevos mercados.

Alberto Montanari

El ganador Alberto Montanari fue reconocido por su trayectoria en el desarrollo de productos alimenticios con valor agregado.

José Miguel Fernández: fundador, creador y director ejecutivo de Sembrador Capital de Riesgo. Creada en 2004, la primera administradora de fondos especializada en el sector agrícola del país administra dos agrifondos: Crecimiento Agrícola y AgroDesarrollo. En tanto, AgroDesarrollo —que cuenta con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)— tiene por objetivo promover la innovación y creación de empleos en la agricultura nacional. 

Bio Insumos Nativa: creada el 2002 por los ingenieros agrónomos de la Universidad de Talca, Eduardo Donoso, Paulo Escobar y Gustavo Lobos, esta empresa elabora biocontroladores a base de hongos, bacterias y otros microorganismos nativos del país. Su exitosa actividad ha demostrado que estos productos son capaces de competir en efectividad, con químicos y antibióticos en el combate de enfermedades en frutas y hortalizas. Con un crecimiento de un 40% anual, su gestión es estudiada por grandes trasnacionales de agroquímicos y está a punto de globalizarse.