Search form

Programa En Fácil y en Chileno: ¿Cómo llego con lucas a fin de mes?

Subgerencia de Comunicaciones

, Oct 13, 2014. 12:00

Con estos útiles consejos de BancoEstado, sabrás lo que tienes que hacer para mantener cortitos tus gastos.

Si llegas con poco dinero a  a fin de mes, tienes muchas deudas o tienes que pedir prestado para pagar tus cuentas, probablemente tu forma de organizarte no es la más correcta. 

Si sigues así, te vas a seguir endeudando con cualquier gasto imprevisto. Por lo tanto, para evitar esta situación y llegar a fin de mes sobrado de cariño, debes llevar un Presupuesto Mensual, una forma útil de mantener cortitos tus gastos y hacer que te sobre plata para que puedas ahorrar.

De esta forma, no sólo podrás cumplir tus sueños, como comprarte una casa o viajar, además estarás preparado para enfrentar cualquier emergencia o gasto imprevisto.

¿Cómo hacer un Presupuesto Mensual en 5 pasos?

1- Ordenando la billetera  

Para llevar un Presupuesto Mensual, lo primero que debes saber es cuánta plata recibes mensualmente (ingresos). Hay dos tipos de ingresos:

- Ingresos fijos: Es la plata que recibes todos los meses y cuya cantidad no cambia: sueldo, pensiones, etc. Súmalos para saber cuánto dinero tienes mes a mes.

- Ingresos variables: Cuando trabajas por tu cuenta -como un taxista, comerciante o alguien que boletea- sabrás que hay mejores meses que otros. Este tipo de ingreso se caracteriza porque cambia mensualmente. Si este es tu caso, suma la plata que recibiste los últimos 6 meses y divídela por seis. Así tendrás una idea de tus ingresos mensuales.

Ojo, que si tu presupuesto es familiar, debes sumar los ingresos de todos los que aportan en la casa. Así sabrás con qué cantidad de dinero cuenta la familia mes a mes.

2.- ¡Que no se te vaya la plata!

Anota en una lista todo lo que pagas en un mes. Desde los gastos más caros como el arriendo o dividendo, hasta los más chicos como comprar algo rico para la once. Mientras más detallada sea tu lista de gastos, mejor. Recuerda que si es un presupuesto familiar, debes anotar los gastos de todos los miembros de la familia.

3.- ¿Cómo andamos por casa?

Lo primero es que tengas claro en qué situación estás. Para ello, debes hacer lo siguiente: al dinero que ganas cada mes (ingresos), réstale todo lo que gastas mensualmente. El resultado te dirá en qué situación te encuentras:

- "Yo llego sobra'o de cariño": Si a fin de mes te sobran lucas vas bien. Pero ojo: si te gastas esa plata de una, al final quedas adonde mismo. Lo ideal es que ahorres al menos el 10% de lo que ganas mensualmente (ingresos). Así tu billetera se mantendrá ordenada.  Por ejemplo: Si ganas $400.000 al mes, lo ideal es que ahorres $40.000 cada mes (10%)

 

 

- "Yo llego justito, pero llego": Si a fin de mes no te sobra ni te falta plata, estás viviendo el día a día. Por eso, cualquier gasto extra o enfrentar una emergencia más complicada hará que te endeudes. Mejor empieza a ordenarte. Así podrás ahorrar y vivirás más tranquilo.

- "Yo salgo para atrás a fin de mes": Si gastas más de lo que ganas, te estás endeudando cada vez más. Es una situación grave. Es urgente que controles tus gastos. Al ajustar tu presupuesto, podrás salir de tus deudas y comenzar a ahorrar.

4.- Ajusta tu presupuesto

Clasifica tus gastos mensuales según el tipo. Así tendrás clarito en qué puedes ahorrar:

- Gastos Fijos: Son las cuentas que debes pagar sagradamente y cuyo monto casi no cambia: arriendo, dividendo, colegio, entre otros.

- Gastos Variables: Son necesarios para vivir, pero lo que pagas depende de tu consumo: cuentas de luz, gas, agua, teléfono, ropa, comida y otros. Puedes ahorrar gastando menos en ellos -aprovechando ofertas, comprando marcas más baratas, usando menos teléfono o no dejando prendidas las luces por ejemplo- o adquiriéndolos sólo cuando es súper necesario, como la ropa.

- Cuotas y créditos: Acá anota las cuotas que estés pagando mes a mes por compras con tarjeta de crédito o por algún crédito de consumo. Cuando pagues esas deudas, puedes usar esa plata para ahorrar.

- Gastos No Necesarios: Son los gustitos. Como ir al cine, comprar un dvd, tomarse un helado o salir a comer. Nos gustan, pero se puede vivir sin ellos. Estos te permiten ahorrar gastando menos o eliminándolos.

5.- ¿Cómo me ordeno?

Decide qué gastos puedes disminuir o eliminar hasta que te sobre plata a fin de mes. Junta ese dinero para enfrentar gastos imprevistos y alcanzar tus sueños. Así vivirás más tranquilo y podrás tener una mejor calidad de vida para ti y tú familia. Recuerda que lo ideal es que ahorres el 10% de tus ingresos.

¿Por qué es importante ahorrar?

Si no tienes ahorros, cuando aparezcan gastos imprevistos como tener que llamar a un gásfiter, no te va a quedar otra que endeudarte. Y no es la idea. Más aún si debes enfrentar urgencias inesperadas como un tratamiento médico. Además, el ahorro te permite pavimentar el camino a tus sueños como comprarte una casa o viajar.

Ponte una meta de ahorro

Si al principio te cuesta ahorrar el 10% de tus ingresos, no te preocupes. Parte por una meta más chica. Así aprenderás a controlar tus gastos hasta que puedas lograr ahorrar mes a mes.

Págate a ti mismo

Si trabajas para pagar cuentas ¿por qué no te pagas a ti mismo? Piensa en el ahorro como un pago por tu trabajo. Si al final, cuando juntes la plata podrás usarla en grandes cosas. Ahorra a principio del mes, como si esa plata fuera una cuenta más: un pago para lograr tus sueños.

Date un premio

Si mes a mes alcanzas tu meta de ahorro, usa un pedacito de esa plata para darte un premio por ahorrar. Comer algo rico o comprarte algo que te gusta. El resto, júntalo para tu futuro.

Adelántate al futuro

No sólo lleves un presupuesto mes a mes, también anota los gastos de los meses que vienen -como cuando compras en cuotas o viene algún cumpleaños-. Lo mismo si recibirás una platita extra: anótala en los ingresos de ese mes.

¿Cómo elijo dónde guardar mis ahorros?

Existen muchas formas de guardar tu plata. Lo bueno es que las instituciones financieras te pagan por guardar tu dinero con ellos. De esa forma, tus ahorros no harán más que crecer. Conócelas bajando el PDF de "Ahorra para tu futuro" en est